Un día de Enero del 2007 tuve un sueño, una ilusión que he tenido desde pequeña. Dar la vuelta al mundo. Palpar la tierra compartiendo otras culturas.

Soñé que partía de Vitoria, sin fecha de vuelta, conducía un 4L, por una carretera rodeada de montañas. Me imagine haciendo fotos por Kazajstán, atravesando China con el coche si fuera posible, y si no seguir en bici, dirección a Kashgar para continuar hacia el Tibet.

El sueño continúa por el Sudeste Asiático, Laos, Camboya, Vietnam, Tailandia, pedaleando hacia Malasia y de ahí un barco a Aceh, provincia de Indonesia afectada por el tsunami. Ahí visitaría a mis amigos, gente que conocí y con la que compartí un año trabajando como médico en la reconstrucción de la zona. Mi sueño recorre también las islas de Sumatra, Java, Bali, Lombok, Flores, hasta Papua Nueva Guinea.

Voy en barco hasta Darwin, Australia. Creo recorrer la costa australiana de oeste a este, para alcanzar Tasmania. Destino Nueva Zelanda.

Aún es solo un sueño…un sueño con varias opciones a lo largo del camino, cuál elegir dependerá ya del momento, eso es también lo que me gusta de este sueño…la libertad de poder decidir que camino elegir…


Cuaderno de Bitácora Virtual:

(*) Puedes utilizar los iconos del mapa para navegar por el Blog también.

viernes, 8 de agosto de 2008

FRONTERA LIBIA-EGIPTO. FIN DE UNA ETAPA (12.190 km)

Los ultimos dias en Libia fueron de mucha carretera para llegar cuanto antes a Egipto. El norte de Libia no tiene mucho interes, ademas de ser bastante aburrido por la escasa densidad de poblacion del pais (solo 3 hab/km2), el paisaje se resume a una carretera en medio del desierto, plantas petroliferas y de vez en cuando algun pueblo de cuatro casas sin una cafeteria donde pararse a tomar un te.



Llegamos el 6 de agosto por la tarde a la frontera con Egipto. Alli nos despedimos de Omran y Ashrof, su amigo que tambien viajaba con nosotros. Ellos seguirian en bus hacia El Cairo y nosotros continuariamos nuestro viaje libres de guia!! (que para poco nos sirvio, puro tramite).
Una vez nos sellaron la salida de Libia en el pasaporte, nos acercamos a la parte egipcia empujando el coche para poder arrancarlo (parece que ahora era la bateria!!). Ya era de noche y el ambiente habia cambiado por completo. La frontera llena de gente, autobuses hasta arriba de bultos y de gente que iran hacia Alejandria o El Cairo. En el primer edificio que nos encontramos y una vez pagado el visado (10 euros) nos sellan el pasaporte. De ahi nos guian hacia una zona donde tenemos que sacar todos los bultos del coche y pasarlos por un scanner y una vez metido todo en el coche nos explican que legalmente necesitariamos un extintor para el coche en caso de accidente, sin el no nos pueden dejar pasar...a no ser que bajo manga les dieramos algo de dinero!! Fue nuestro primer contacto con un pais corrompido por el turismo. Les dimos algo asi como 5 euros y nos hicieron pasar a otra zona donde nos registraron, despues de casi una hora bucandolo, el numero de bastidor (que resulto estar debajo del asiento del copiloto). Nos dan los papeles del coche y nos piden el TRIPTIC!! y aqui es donde vino el problema! A que se referian? Hasta ahora no habiamos tendo ningun problema en las fronteras de Argelia, Tunez y Libia. Practicamente nadie habla ingles ni frances y el que lo habla solo cuatro palabras. No habia manera de entenderse con ellos. Triptic o carta gris, que supusimos se referian al carnet de passage. En Espanya lo miramos pero habia que pagar un monton de dinero y no merecia la pena para el coche que llevabamos; habiamos decidido ir solucionandolo en las fronteras.



Nos dicen que vayamos a un edificio donde se supone que te dan el famoso triptic, asi que yo me quedo esperando en el coche mientras Xavi va a por el papel. Mas de una hora despues llega Xavi al coche desesperado porque le han pedido 5.000 euros por el papel!!! estan locos!! no podemos pagar esa cantidad, seguro que tenia que haber algun forma de conseguir el papel; a unos argelinos les han pedido 3.000 euros!!! y todos los libios pasan sin problema...Es ya la una de la madrugada y nos dicen de pasar la noche alli y a la manyana siguiente hablar con la embajada de Espanya en El Cairo para solucionar el problema. Nos quedamos dormidos tranquilamente junto al coche de los argelinos que tampoco pueden pasar. A la manyana siguiente no sabemos como pero los argelinos ya no estaban; nosotros seguimos alli, desayunamos tranquilamente antes de empezar a pelearnos de nuevo con los policias, de un edificio para otro, luchando como el dia anterior. Llamamos a la embajada y lo unico que nos dicen es que no nos pueden ayudar, que dejemos el coche, que ya paso algo parecido con unos que iban en moto y que no saben que les paso al final! Asi que sin otra solucion que dejar el coche montamos un chiringuito para vender las cosas que no nos podiamos llevar, de mecanica, de camping,...y todo aquello susceptible de venta. Conseguimos vender las herramientas y una esterilla a "Peter" (asi le llaman), un chico libio de 21 anyos que trabaja de camionero con su hermano e iba de camino a El Cairo con otros dos camiones para traer queso a Libia. Al final le contamos nuestra historia y nos ofrecieron ir con ellos hasta El Cairo (asi que aprovechamos para traer la mayoria del equipaje aunque muchas cosas las tuvimos que dejar con el coche), y aqui estamos, despues de un dia de viaje en camion. Una gente encantadora; nos dieron de comer, de cenar y desayunar y nos ofrecieron la nevera del camion (que en ese momento no funcionaba!) para domir. Aqui, en El Cairo, seguiremos haciendo lo que podamos por recuperar el coche, volveremos a la embajada a meter presion, pero ya concienciados de que probablemente tengamos que dar de baja al coche si tenemos que pagar mucho dinero.



Una parada en Sollum, en el primer pueblo de Egipto justo pasada la frontera. Banyo en la playa y comida al borde de la carretera. Carne con salsa de tomate, guisantes y patatas.

Y para dormir, toda la nevera para nosotros!!


9 am. De camino a El Cairo

Probablemente comencemos una nueva etapa sin coche. Atras hemos dejado horas de conducccion en un pequenyo 4 L, dormir en el coche y recoger algun autostopista que iba de un pueblo a otro, en Argelia, Tunez o Libia. Pero hay que ver lo bueno de dejar el coche, se nos abriran muchas puertas para conocer gente nueva, ahora que la filosofia sera el autostop todo lo que podamos, y en cualquier medio de transporte, ya sea camion, coche o burro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya contratiempo en la frontera... una pena dejar el 4L. Veo que no os lo habési tomado muy mal. Ánimo y mucha suerte en Egipto. Estoy subscrito a vuestro blog y os leo cada vez que posteáis.
Daniel

JUDY dijo...

menuda movida!! lástima del 4L...con el cariño que le tenia! ahora a aprovechar las ventajas de esta nueva etapa, que seguro os traera experiencias interesantes. Lo de dormir en el frigorifico de un camión seguro que es una de ellas! suerte que no funcionaba, sino...pedazo "cajita mágica"!!os hubierais quedado como los guisantes!! Un besazo ex compañeros de viaje!!

equipo a dijo...

hola panas, estas aventuras son las que dejan huella y recordar que siempre que se cierra uan puerta es porque luego se abrirán dos ventanas. En cuanto supe lo que os pasó indagué el tema y comprobé que para Egipto desde españa en la RACE hay que sacar el tríptico y pagar tasas. ya veo que tampoco os pilló de sorpresa,,,,,,,,,,
disfrutar de esta nueva etapa.

Anónimo dijo...

hola vaya fena bueeno ahora a viajar ligera de equipaje como dice la cancion... en fin haber si hay suerte y recuperais el coche que parece que una le ha cojido cariño bueno animo y a seguir en el medio que sea pero con cuidado vale??' un besos muy grande encatna